Tipos de Archivos de Imagen

Nos encontramos con JPEG, TIFF, raw, para la grabación de nuestra imagen en la tarjeta de memoria.

JPEG, es un tipo de archivo que reconoce la mayoría de los programas de permiten trabajar con imágenes. Al almacenar la imagen en este formato, se le aplica una compresión para reducir su tamaño. Las cámaras suelen usar varios tamaños para guardarlo e incluso algunas para guardar directamente para la web. Usa la mayor resolución siempre que sea posible. Consulta el manual de la cámara verás que te da varias opciones de resolución y compresión.

Otro punto a considerar al utilizar este formato es que grabará en tus archivo de imagen los valores que hayas puesto de brillo, saturación, etc… Así que si te has equivocado y por ejemplo has puesto la cámara en blanco y negro, no habrá marcha atrás, no podrás recuperar el color de tu imagen. Ten siempre la precaución de verificar los valores que tienes configurado.

TIFF , este archivo no te ofrece pérdidas por compresión. No lo uses ya que son archivos de gran tamaño y también están modificado con los valores que hayas puesto en la cámara. No aporta nada especial para usarlo en la cámara.

Importante, una vez hayas descargado tus fotos JPEG en el ordenador y hayas seleccionado las que vas a dejar, conviértelas en TIFF o bien en formato dng si utilizas photoshop. Ten presente que cada vez que abras y cierres una imagen JPEG en un editor de fotografía, estarás perdiendo información

Raw, ¿sabes lo que era el negativo en las cámaras analógicas? ¿has visto el carrete típico de fotos? Pues piensa que raw es igual a esto. Es archivo en bruto, contiene toda la información que ha captado el sensor de nuestra cámara. Aunque tengas configurada la cámara con valores de balance blancos equivocado, o valores nitidez, saturación elevados, no te preocupes ya que en un programa editor podrás volverlos a ajustar sin problema.

Cada cámara suele venir con un programa editor de la propia marca. Los raw de cada marca son distintos. No puedes abrir el raw de nikon en un editor de olympus. Los programas independientes como photoshop han ido introduciendo toda esa información y ofrecen sus programas compatibles con la mayoría de las marcas y modelos.

¿te acuerdas de las luces quemadas? Pues si usas el formato raw y tú cielo salió quemado todavía tienes posibilidad de recuperar esas luces con un programa edición. Si no es muy grande la zona sin información o bien no has sobreexpuesto demasiado todavía es posible recuperar la información. ¿que te pareció?

. Otra ventaja muy importante, puedes editar tú archivo raw, el archivo que obtienes lo guardas por ejemplo en JPEG, pero sigues conservando el archivo raw original para procesarlo de nuevo si quieres y hacer otro tipo de procesamiento. Como único inconveniente, que ocupa más espacio de tarjeta que el archivo JPEG, pero las prestaciones que ofrece merece la pena.

¿Me ayudas a compartir el post? Gracias
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Mingo

Siendo Técnico electrónica reparaciones, me adentre en el mundo de la fotografía hace ya varios años. En la actualidad encamino mis pasos para hacer de la fotografía mi profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *