Sensibilidad en Fotografía, Iso

Un tercer elemento que  influye en la exposición es la sensibilidad, el ISO.La sensibilidad se refiere a la cantidad de luz que es capaz de recoger una superficie fotosensible, en nuestro caso esa superficie es el sensor. A mayor sensibilidad más luz será capaz de captar a igualdad de tiempo e intensidad. Es decir, una superficie más sensible necesitará menos tiempo para captar la misma cantidad de luz que otra superficie menos sensible.
La sensibilidad se mide en valores ISO. Los valores de iso más usuales son 100, 200, 400, 800, 1600. En este aspecto también hay cámaras que incorporan valores intermedios, y otras que también poseen valores isos más altos como 3200, 6400.
Un valor iso es el doble de sensible que su inmediato inferior y la mitad que el inmediato superior.
Supongamos a iso 200 necesitas una velocidad obturación de 1 seg, para una imagen
Si cambias a iso 400 necesitarías una velocidad de 0,5 seg para la misma exposición
Si cambia a iso 100 necesitarías una  velocidad de 2 seg para la misma exposición.

¿Para que nos sirve esto del Iso?
Se suele usar cuando no queremos utilizar  el flash y nos encontramos en situaciones de luz escasa.En condiciones que usemos una velocidad de obturación baja y no dispongamos de trípode. Aunque esto último cada vez lo tenemos más fácil ya que las últimas cámaras del mercado disponen ya desde hace unos años unos sistemas de estabilización bastante eficaces, que nos ayudan bastante.

Cuando se hace fotografía en condiciones de luz cambiantes , un ajuste de iso 200 o 400, proporciona un rango amplio de opciones de exposición, y nos permite trabajar de forma más rápida. También es un punto a considerar para utilizarlo.

El iso-ruido Pero claro, siempre hay algún problemilla que obliga a hacer un uso cuidadoso del iso. Para esto tendrás que conocer como se comporta tú cámara a valores isos diferentes y en situaciones distintas de luz. Cuando estés analizando la fotografía que obtengas fíjate en las zonas de sombras, ahí es donde suele apreciarse más el ruido. Amplia con un zoom en tu ordenador la imagen, (no en la cámara)  observa si hay  ruido y si lo consideras importante o no. En la fotografía puedes observar una escena de donde se aprecia el ruido.
Los valores isos bajos, hasta iso 400 suelen ser bastante bueno y obtendrás imágenes con poco o nada de ruido. A partir de 800 dependerá mucho de la escena suele haber ruido aunque te repito que igualmente puede ser tolerable y no afecta mucho a la calidad de la imagen. También tendrás que tener en cuenta el tipo de cámara que tiene. Hay cámaras que tratan mejor el ruido que otras e incluso puedes obtener fotografías a isos 1600  o más de muy buena calidad, después las procesas un poco en un editor fotográfico y anulas prácticamente el ruido que tiene.

¿Me ayudas a compartir el post? Gracias
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Mingo

Siendo Técnico electrónica reparaciones, me adentre en el mundo de la fotografía hace ya varios años. En la actualidad encamino mis pasos para hacer de la fotografía mi profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *